Barral y v.d. Becke--XVIII Temas previos

117.

APENDICE 1.
HIPOTETICOS NIVELES PARA LA OPERACION DEL CEREBRO HUMANO

Como primera aproximación se distinguen aquí cuatro niveles que en el futuro serían explicables por leyes fisico-psicofísicas y un quinto nivel del cual hay controversias entre las ciencias duras y las blandas, que muchas veces acaban con un empate. Los niveles inferiores controlan las conductas básicas mientras capas más altas controlan funciones más avanzadas. En las capas superiores aparece el cerebro B de Minsky. Piénsese en un cerebro A conectado al mundo perceptual externo pero muy poco (o nada) a sí mismo. Piensese ahora en un cerebro B conectado al mundo del cerebro A pero muy poco (o nada) al mundo perceptual externo. Así el cerebro total exhibe propiedades superiores de "estar atento a no decaer en la atención, "auto-atención" o de poseer "conciencia (parcial, incompleta) de tener conciencia." Podría tener conciencia más completa con un cerebro C conectado a B pero nó a A ni al mundo exterior.

Los cinco niveles se van presentando en etapas evolutivas muy relacionadas con la anatomía del cerebro,que muestra de abajo hacia arriba, partiendo desde la médula espinal,
- el tronco del cerebro o encéfalo (asociado con los niveles inferiores), que abarca asimismo al tálamo;
- el sistema límbico que rodea al tronco cerebral o encefálico (limbo significa anillo), que abarca asimismo a la amígdala, una por hemisferio; y
- el neocórtex, un crecimiento posterior del sistema límbico (asociado con los niveles más altos).

* Primer nivel.

Circuítos de biosupervivencia (frente a alarmas percibidas en el entorno o en el propio organismo). Se refieren a esfuerzos de supervivencia del individuo y responden a alarmas individuales básicas y a protoemociones, o sea emociones que carecen de base cognitiva.

Presentes en unicelulares y notables en invertebrados.

Este nivel emerge como una particular inteligencia adaptiva física para la gestión de bioalarmas relacionadas con la supervivencia. En unicelulares se explica con las teorías de los microtúbulos y en los invertebrados con redes de neuronas.

Tiene que ver con mecanismos para la gestión y control de alarmas y con la habilidad de los sentidos fisiológicos de activar el reconocimiento de patrones. Caracteriza a seres autonómicos. Ejemplos de estos mecanismos son las paleoemociones (emociones primitivas) de hambre, sed, líbido, dolor, esperanza; y las habilidades locomotrices básicas de salvar obstáculos, vagabundear y explorar.

Ya en primates, se observa que estas subrredes han descendido en parte hacia la médula espinal. Las neuronas corticales denominadas células de Betz que se hallan situadas en capas profundas en el córtex motor, están entre las más largas del cerebro y sus axones forman un manojo de fibras nerviosas que cruzan desde el córtex donde se originan las fibras hacia el lado opuesto de la cuerda espinal en búsqueda de las células motrices de la médula espinal. Este cruzamiento explica que el hemisferio izquierdo maneje los músculos del lado derecho del cuerpo y viceversapara el otro hemisferio. La exteriorización de las paleoemociones demuestra que ningun programa de sensaciones actúa sin modificar, al mismo tiempo, desplazamientos y movimientos.

Conceptos relacionados: Efecto maternal, relación materno-filial (crianza), centro de movimientos (en médula), enfrentamiento o huída (cerebro ofídeo)

Sujeción a patrones de conducta regidos por ocultamiento, pasividad, seguridad.

Algunos escasos seres humanos, casi zombies (casi sin conciencia), están ubicados prioritariamente en este nivel.

118.

*Segundo nivel

Circuítos neoemotivo-territoriales (frente a las alarmas asociadas al mantenimiento de las posesiones inmediatas de un individuo o grupo). El esfuerzo de supervivencia requiere aquí la ayuda del grupo y responde a alarmas grupales y a neoemociones (emociones de base cognitiva).

Presentes en invertebrados y notables en mamíferos.

Este nivel emerge como una inteligencia neoemotivo-psicofísica adaptada para la gestión de alarmas relacionadas con el territorio, gestión que se basa en diferentes neoemociones de base cognitiva. (Las paleoemociones, descriptas en el texto del primer nivel, no son de base cognitiva). "La mente emocional es el radar del peligro" (Goleman, p 335). Tiene que ver, en general, con la experiencia emocional positiva (neurotransmisor: anfetaminas biológicas) y negativa (neurotransmisor: serotonina); y más específicamente con la lucha, el afán político, el gusto por el poder, la creación de grupos de poder, lícitos y eventualmente ilícitos.

Estas subrredes neuronales estarían ubicadas en el sistema límbico (Freeman WJ, Investigación y Ciencia, No 175, p 30, 1991) y pasarían por el neocórtex de los mamíferos. Pero en realidad la ciencia aún no ha verificado con certeza cuáles son los correlatos neurales de las emociones humanas. Ante la necesidad de los mamíferos de mantener caliente su cuerpo, la selección natural les dió mayores oportunidades a los que desarrollaban más su tálamo, su amígdala y su neocórtex, útiles no sólo para la gestión de alarmas, sino en la búsqueda de alimentos de buen contenido energético (Crick F - p 25, Goleman D - p 22).

Conceptos relacionados: Mando, obediencia irrestricta si no se puede mandar, autoexpresión, status social, gusto por el poder (cerebro zorruno).

Sujeción a patrones de conducta regidos por algun adecuado subconjunto de memes culturales de Dawkins, explicados en p 68 del texto principal.

Algunos seres humanos, ejerciendo ciertas vocaciones, están ubicados basicamente en este nivel y muestran atributos, que exagerados, son típicos de ideólogos y fanáticos. Entre esos atributos, la explosión de ira es el más riesgoso e inadaptable. Tambien surgió por evolución, en épocas cuando la tecnología de matar como consecuencia de una explosión de ira era muchísimo más atrasada que ahora: el humano primitivo no podía satisfacer en la práctica su repentina pulsión por matar, en un rapto de ira, por déficit de tecnología. Ahora se puede. (Goleman D- p 356)

*Tercer nivel

Conjunto de circuítos oral-manual-procesador de la información-gestor de decisiones voluntarias (faringe, lengua, manos, conciencia como sistema operativo). Se refiere a las alarmas con respecto al futuro del individuo y del grupo.

Presentes en homínidos y notables en el hombre del paleolítico.

Este nivel emerge como inteligencia semántico-simbólico-conceptual-psicofísica basada en la gesticulación y la palabra, adaptada para la gestión de alarmas comunicadas por vía oral-auditiva o de gestos. Incluiría a la parte de la conciencia que cumple con funciones de procesamiento de la información del mundo perceptual externo, a la manera de un sistema operativo informático (que maneja los periféricos y el soporte lógico de la computadora). Tiene que ver con la creatividad o deliberación(par. 12), el aprendizaje, la habilidad manual, la facilidad de palabra, el sentido común, la sensación de disponer de su propia voluntad o sea del libre albedrío (en parte compartida con el quinto nivel). La creatividad es la herramienta de preservación frente a alarmas que afectan a la supervivencia futura del individuo y su grupo.

Parte de estas subrredes neuronales estarían ubicadas cerca del área 24 de Brodmann en el surcus cingulado anterior.

Conceptos relacionados: creación y fabricación de herramientas, resolución de problemas prácticos y teóricos con alarmas conectadas a las zonas generadoras de paleoemociones del primer nivel (tálamo), satisfacción del propio ego, capacidad de prestar atención, hacer mapas, poner nombres, combinar (cerebro de Homo faber).

Sujecion a patrones de conducta regidos por paradigmas, por metamemes y por la propia creatividad.

119.

Algunos seres humanos, por ejemplo, muchos con vocación profesional universitaria, intelectual y artística, están basicamente ubicados en este nivel.

*Cuarto nivel

Circuítos familiar-sociales. Se refieren a la unidad familiar, a la crianza de hijos, a la tribu o nación, a la sociedad; y de las alarmas acerca de su presente y futuro.

Presentes en el Homo sapiens como adaptación útil para la época de su actividad como cazador-recolector (Crick, p 263), donde el hombre actúa como cazador y la mujer como recolectora; y notables en el civilizado y educado.

Este nivel emerge como inteligencia laboral-doméstico-psicofísica orientada a la tarea en común, o sea a la autoorganización social y adaptada a la gestión de alarmas y de juegos o seudo-alarmas conceptuales típicas de la civilización.

Tiene que ver de nuevo con la experiencia positiva y negativa, pero ya no emotiva sino ahora fría y racional; mejor aún, con la fría información científica de base.

Conceptos relacionados: pandilla de muchachos, personalidad, ego social, individuación temprana, maduración subsiguiente, unidad de una colmena, familia, padres-hijos, marido-mujer, socialización, sociedad, ethos, transmisión de cultura.

Sujeción a patrones de conducta regidos por código de ética.

En este nivel están centrados, por ejemplo, algunos profesionales o autodidactos cultos con especial vocación social.

*Quinto nivel

Circuítos del nivel de atención intencional-moral-espiritual-estético-de la conciencia-P de Ned Block, nivel de conocimiento de A. Newell cuando se lo complementa con atributos ya presentes en el tercero y cuarto nivel. Aquí las alarmas se refieren a quien desea caracterizarse como ser humano más "espiritual", incluyendo para ello personalidad elaborada, capacidad creativa, capacidad de lograr que ideas y conceptos le ayuden en su estructura moral.

Presentes en el Homo sapiens y notables en el civilizado con creciente espíritu de servicio.

Este nivel emerge como inteligencia espiritual, adaptada a alarmas y seudo- alarmas éticas, estéticas, espirituales, "superiores". Da mayor vuelo al libre albedrío ya incorporado tentativamente al nivel tercero y a los códigos de ética ya incorporados tentativamente al cuarto nivel. Como ejemplos entre muchos se enumeran cuatro: (a) el estado "realizado" de conciencia de una niña de cuatro años hamacándose en la plaza con movimientos recién aprendidos, sintiendose feliz de lograrlo y halagada por los aplausos de los padres; (b) el estado de "éxtasis" de conciencia de un deportista que abandona un avión para caer en caída libre; (c) el éxtasis estético o síndrome de Stendhal, que captura a un visitante en presencia de un bello cuadro en un museo; y (d) el estado "místico" de conciencia que, por ejemplo, trasunta en su libro Diálogos de Amor, el autor español León Hebreo (1470-1521), describiendo la sensación de inhabitación. En estos cuatro casos, la conciencia-P es esa subjetiva experiencia inefable que aunque se podría intentar comunicar, parece imposible tener buen éxito en ello.

Conceptos relacionados: Autoatención (estado que aquí se interpreta como atención introspectiva tendiente al caso límite de llegar a tener conciencia de sus propias experiencias presentes), atención en alfa (un tipo de ondas del EEG), encantamiento, pasmo, arrebatamiento, rapto, carisma, inhabitación, alma, espíritu, experiencias oníricas especiales.

Sujeción a patrones de conducta regidos por meta-códigos de ética (el Sermón de la Montaña, el optimismo filosófico de von Leibniz, Gaia, una ética con aportes de creatividad personal superior, etc.)

120.


Actualizado 31 de Oct, 1998

(Pagina en preparacion) Adios.