Previo

Siguiente

Carlos von der Becke - Biología 6

MODULO I UNIDAD 1 CAPITULO 2

2. UNICELULARES

Las plantas y los animales están constituídos por diminutas unidades, las células. El cuerpo humano contiene muchos millones de millones de células: solamente en el cerebro hay casi un millón de millones de neuronas y quizás diez veces más de neuroglias. En un milímetro cúbico de sangre hay 5,5 millones de células, con lo cual los cinco litros de sangre de cada adulto llegan a tener 27,5 millones de millones o sea 2,75 . 1013 células de la sangre por cuerpo. Calculando 50 kg de peso, el orden de magnitud de células totales existentes es de 10 veces más que la última cifra ( o sea aproximadamente 1014).

Hay una desmesurada preponderancia de seres vivientes unicelulares, que están muy directamente adaptados a las condiciones de vida del planeta, apareciendo en el fondo de los océanos y a una profundidad equivalente en los continentes, además de aparecer que en los organismos superiores se ejecutan a través de la división del trabajo, están todas a cargo de una sola célula en el caso de los tres primeros reinos enumerados. La complejidad lograda en un organismo unicelular es muy alta. Se ha tenido que mantener en un alto nivel de eficiencia para conseguir el principal sitio entre las especies. En los fungi se nota que las células cambian de aspecto segun el trabajo que realizan en la colonia. No están evolutivamente relacionados con plantas ni animales superiores, quedando como un ramal independiente muy importante.

AMEBA -es un protisto (reino 2) casi imposible de observar a simple vista. Presenta el aspecto de una masa gelatinosa irregular, semejante a la clara de un huevo. Vive en agua dulce, se alimenta de diatomeas y otros unicelulares similares, que atrapa extendiendo sus seudópodos o prolongaciones que rodean al alimento, el cual queda al final en el interior de la célula. Para avanzar, emite seudópodos hacia adelante y contrae los traseros. En su interior hay una burbuja, la vacuola contráctil, pulsante, que crece de tamaño por la acción de retirar agua del citoplasma, que a continuación expulsa.

GLOBIGERINA - es un foraminífero (reino 2) que posee una cubierta calcárea compuesta de varias esferas con perforaciones. De ellos emergen finos hilos de citoplasma, barba viviente que atrapa los alimentos microscópicos tambien vivientes de los cuales medra. Flota en número muy grande en las aguas cálidas de los mares cálidos. Al morir, sedimenta lentamente la caparazón y forma una barrosa alfombra de tiza grisácea sobre el fondo del mar que puede formar acantilados, como los de Dover en el Canal de la Mancha, al quedar expuesto dicho fondo a la intemperie.

PARAMECIO - mide un cuarto de milímetro y vive en las aguas estancadas. Posee una cubierta exterior firme y a la vez flexible con hexágonos marcados en su superficie. En el centro de cada hexágono nace un pelo o cilia, repitiendose eso unas 2500 veces. Las cilias se mueven ritmicamente. El movimiento es oblícuo y el unicelular gira al avanzar. La coordinación es buena y el paramecio logra cambiar su rumbo. En un costado tiene una boca, por la que ingresa agua con alimentos en suspensión. Un sistema de filamentos asegura la coordinación, pues si se lo destruye los movimientos pasan a ser anárquicos.

COSCINODISCO - se trata de una diatomea o alga pardo verdusca que posee una membrana dura impregnada de s¡lice y dividida en dos valvas. Ambas encajan como si fueran la base y la tapa de una cajita, dejando orificios y ranuras tan pequeños que hace falta gran aumento para verlos. Flota en la superficie del mar. En su interior se encuentra la clorofila con la cual produce su alimento.

PLEUROCOCO - es un alga unicelular esférica que forma manchas verdes tanto en los árboles, como en los cercos y en las paredes de madera. La celulosa que la cubre le proporciona material para formar una pared celular. El citoplasma tapiza esa pared y se conecta mediante filamentos con el núcleo celular central. Posee un único cloroplasto, orgánulo verde donde se producen alimentos con la luz solar.

CLOSTERIO - alga que vive en el agua. Segrega mucus y se desplaza tambaleándose. Tiene dos valvas o mitades simétricas, que alojan un cloroplasto cada una. Entre ambos cloroplastos aparece el núcleo celular.

MONOSIGA - permanece fijo en el fondo del agua mediante un pequeño tallo. Estáá flagelado y usa de ese látigo para revolver el agua y atraer bacterias de las cuales se alimenta, usando para ello un cuello pegajoso y en forma de vaso.

CLAMIDOMONA - flagelado de dos centésimos de mm de forma redonda u ovalada. Con la clorofila de la cual dispone, fabrica su alimento con la luz solar. Usa su par de flagelos para trasladarse y se mantiene orientado de manera de recibir luz adecuadamente. Posee un ojo rudimentario, que es un punto rojo sensible al sol.

EUGLENA - flagelado típico con un solo flagelo, vive en estanques y mide un décimo de mm. Como ya se ha explicado, puede ser verde o incolora. No es plenamente autótrofa. Al cultivarla artificialmente, resulta necesario agregarle aminoácidos como alimento, en reemplazo de los seres vivos que se los proveen en sus nichos naturales.

ALGA ANCESTRAL - Interesa aquí señalar algunas características del alga ancestral que sirvió de origen a las plantas. Todas las plantas habrían surgido de un grupo de algas verdes de la división Chlorophyta. Sería un alga marina con indicios de multicelularidad y bastante compleja, adaptada para un área fotosintética superior del agua y que tenía un ciclo vital de dos generaciones, la primera de una forma y la segunda de otra diferente, fenómeno que se llama de `alternancia heteromórfica de generaciones' y que no es fácil de encontrar en otras algas. Sin embargo, estas características las comparten todas las plantas existentes. Esta alga marina habría invadido al continente con la simbiosis de un hongo, hace 5 x 108 años (500 millones), con muy grandes dificultades iniciales de adaptación, originando el reino 4 a través de la planta ancestral. Hay un rasgo que es común a todas las plantas modernas: su condición de poseer alternancia de generaciones. Las pequeñas plantas tienen una etapa haploide que producen gametos que se fusionan y luego le sigue otra etapa diploide (donde forman un nuevo esporofito diploide). A la generación siguiente se reinicia la misma secuencia.

CONCLUSIONES RAZONADAS

Los microorganismos han tenido el mismo tiempo de adaptación que el resto de los animales y vegetales (regla 12) y mientras unos evolucionaban con poca división de trabajo, los otros lo hacían con gran división del trabajo. Hay que reconocer que aunque los eucariontes han resultado en algunos descendientes mayores y más complejos, las biomacromoléculas y las estructuras de los procariontes hacen enteramente funcional a ese organismo.

En otro orden de cosas, el origen de las plantas es una herencia monofilética(*) de una única especie invasora del continente, cuyas características siguen apareciendo. En todas las plantas ocurre esta alternancia heteromórfica de generaciones, huella dactilar común a todas, que nos remite a un momento crítico del desarrollo de la biosfera. Es muy poco probable que haya habido más de una invasión del continente, porque las algas marinas con alternancia heteromórfica son escasas.

(*) significa originada a partir de un único filo.

Actualizado 12 de Agosto 1998
Previo

Siguiente

1998 - 2001